Pedri, un mes más de baja