Crónica FC Barcelona 5-0 Sporting de Huelva: el Johan Cruyff no pierde su magia