Dani Gómez en la rampa de salida del Levante