Un Sporting que empieza a ilusionar para la 2019/2020