El Málaga CF se encuentra en momentos delicados en los que la afición está a punto de estallar en contra de su presidente, Al-Thani.


Resultado de imagen de al thani

Resultado de imagen de al thani

Fuente: Málaga CF

Desde el fin de la temporada, con el intento de ascenso fallido, el club no ha conseguido atar un solo jugador. En cambio, se han producido muchas salidas como la de Pau Torres, Brezanzic, Miguel Torres, Werner, Blanco, Pawel… y otros que quedan por hacerse oficial.

Muchos rumores han sonado pero ninguno está cuajando: Cristo, Okazaki, Carlos Lazo, Jorge Pombo, Kravets, Ignacio Aliseda, Álex Pérez, David Rodríguez, José Rodríguez… Otros jugadores se han cansado de esperar la firma de Al-Thani como Josep Señé o Stoichkov y han terminado en otros equipos.

Y parece que esto continuará así. De momento, el club andaluz es, junto a Las Palmas, el único equipo de La Liga 123 que no ha incorporado a ningún jugador a su plantilla. Esta situación está provocando malestar entre la afición, pues aunque duela escucharlo, esto puede ahogar al club.

Resultado de imagen de al thani

Fuente: Málaga CF

A pocos días del primer partido de temporada ante el Algeciras (Viernes 26 de Julio), los malaguistas se impacientan y se empiezan a volver en contra de un presidente que no está dando el fruto que espera la ciudad costasoleña. Se habla de una manifestación por la marcha de Al-Thani, que ya se hizo anteriormente.

El presidente, mientras tanto, sigue cobrando su salario anual como miembro del Consejo Directivo, al igual que sus hijos. Y lo que es peor, sigue debiendo a la entidad un préstamo que les concedió cuando llegaron al club en la temporada 2014-2015. Ese dinero es ahora necesario para que el Málaga siga vivo, porque ya han recibido varios avisos de La Liga.

Los medios y la prensa afirman el peligro de la continuidad del club y se llega a hablar de la desaparición del Málaga CF. Es un hecho: el club andaluz está en peligro de extinción.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here