El equipo profesional más antiguo del mundo, al borde del desastre