Stuani, regreso al pasado