Jokin Ezkieta saldrá cedido la siguiente campaña y el Athletic Club ya otea el mercado en busca de un recambio para su portería

Hace dos campañas que el Athletic Club firmaba a Jokin Ezkieta, quien había pasado por las categorías inferiores del FC Barcelona. El navarro se convirtió en habitual en las convocatorias coperas, hasta que le tocó tomar la alternativa en Tenerife. Iago Herrerín, titular en Copa, fue expulsado y tuvo que ser el joven el que ocupase la portería desde la primera parte. Completó una gran actuación con algunas paradas de merito y con un final de infarto en la tanda de penaltis. El joven se erigió como héroe rojiblanco aquella noche y se ganó su puesto en el primer equipo.

Pues cuando parecía que el joven sería el suplente de un Unai Simón que comenzaba a ser una de las figuras nacionales de la portería, todo parece volver al punto de partida. Sus actuaciones esta campaña no han convencido, tan solo ha disputado dos encuentros, dejando una gran sensación de inseguridad. Frente al Ibiza y al Alcoyano, el joven no tuvo sus mejores días y Marcelino ya optó por Unai Simón en la siguiente ronda. Con Herrerín prácticamente fuera de combate alguno, Ezkieta parece que no seguirá la siguiente campaña en la disciplina rojiblanca.

Ezkieta, 57º portero en debutar con el Athletic | Athletic Club
Fuente: Athletic Club

Los bilbaínos buscarán una cesión para Jokin Ezkieta, con el objetivo de que acumule partidos y experiencia para regresar a Bilbao como un portero más completo. Mientras tanto, su puesto sería ocupado por un nuevo portero que llegaría a la entidad rojiblanca. Rafa Alkorta ya otea el mercado en busca de una opción que se ajuste a sus requisitos: portero experimentado, que no conlleve un gasto económico y que firme por 2 años como máximo. Los bilbaínos buscan un guardameta que ofrezca un rendimiento inmediato, pero que no tape la progresión de sus porteros jóvenes, algo similar al caso de Armando Ribeiro pero en los tiempos actuales. El requisito de que llegue libre, dejaría fuera de la ecuación a Aitor Fernández, guardameta del Levante UD.

Candidatos al puesto

Oier Olazábal

Oier Olazábal es un portero nacido y formado en Irún, que juega actualmente en el RCD Espanyol de LaLiga Smartbank. Tiene 31 años y acumula ya 10 temporadas como profesional, con más de 70 partidos disputados en la máxima categoría. Se formó en el Real Unión de Irún antes de llegar al FC Barcelona con 17 años. Después de salir del conjunto culé pasó por Granada, Real Sociedad, Levante y Espanyol. Actualmente se disputa el puesto de titular en el conjunto perico con Diego López, ganando la partida por el momento el guardameta gallego. Su contrato finaliza en 2022, aunque el conjunto catalán le dejaría salir este verano. Portero espigado, de buena estirada y con un gran juego de pies.

Jon Ander Serantes

Un viejo conocido del conjunto rojiblanco, es producto de su cantera, donde era una de las grandes perlas. Las lesiones terminaron por lastrar su proyección en el conjunto vasco, por lo que tuvo que hacerse un hueco desde muy joven en la Segunda División B. Cuenta con experiencia en la categoría de plata gracias a sus pasos por Lugo y Leganés. Con los pepineros además, conseguiría el ascenso a Primera División siendo clave en el once de Garitano. Allí se mantendría en la máxima categoría hasta que las lesiones propiciaron su salida al Avispa Fukuoka de Japón. A sus 31 años ha regresado a España de la mano del CD Tenerife, donde ha firmado hasta final de temporada. Portero ágil y de grandes reflejos, podría regresar a la que fue su casa como agente libre.

Ander Cantero

Ander Cantero comenzó a destacar desde muy joven en la cantera de Osasuna. Sus buenas actuaciones le convirtieron en un asiduo en las categorías inferiores de la selección, y le llevarían a firmar con Real Madrid y Villarreal para sus equipos filiales. Llegaría a Lugo en 2019, y desde entonces se ha convertido en uno de los mejores guardametas de la categoría, sorprendiendo a todos por sus paradas y estiradas. Es la opción más inviable, pues finaliza contrato en 2023, y el Lugo no le dejaría salir fácilmente. Además, varios equipos de Primera le siguen y querrían certificar su fichaje. Con 26 años, el propio jugador no vería con buenos ojos parar ahora su proyección para relegarse al banquillo bilbaíno, teniendo la opción de brillar en otro equipo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here