Remontada blanca y primer tĂ­tulo de la temporada.

MĂĄs Leidos

El Real Madrid se hace con la Supercopa Endesa tras superar al FC Barcelona en los Ășltimos cinco minutos de partido. Sergi Llull, MVP de la noche

Los blancos se llevaron su octava Supercopa Endesa, la cuarta consecutiva, despuĂ©s de remontar 19 puntos ante un Barcelona que fue superior durante gran parte del encuentro. Los blancos estuvieron sĂłlo 56 segundos por delante, pero les bastaron para sumar el vigesimoprimer tĂ­tulo de la era Laso. En su undĂ©cimo curso como tĂ©cnico madridista tampoco se irĂĄ de vacĂ­o.

Inicio complicado para los de Laso

La final comenzĂł con un ritmo y un acierto impropio de septiembre. ParecĂ­an dos equipos mucho mĂĄs rodados de lo que estĂĄn. El Barça, bajo la batuta de Calathes, tardĂł casi cinco minutos en fallar su primer lanzamiento. Oriola hacĂ­a de triplista. El Real Madrid aguantaba con un Poirier que empezaba a imponerse con rebotes, tapones y mates y con AlocĂ©n, que sumĂł dos triples antes de retirarse lastimado por un golpe en un hombro (20-18). Se dudĂł de su regreso a la pista y acabĂł siendo determinante.

Fuente: @FCBasket

La primera ventaja madridista en la final de la Supercopa Endesa llegó al inicio del segundo cuarto. Llull, que anotó ocho puntos en ese periodo, adelantó a los suyos anticipando su recital (23-24). El Barça pegó un tirón aprovechando una técnica a Causeur que llevó la diferencia a una måxima de nueve (46-37). Un triple de Heurtel, que acaparó el morbo por medirse por primera vez al equipo del que salió de malas maneras, redujo la distancia antes del descanso con el canterano Ndiaye en pista debutando con los blancos.

En cuatro minutos, el Madrid sĂłlo sumĂł dos tiros libres y vio alejarse a su rival, que alcanzĂł una mĂĄxima de 19 puntos (63-44, min 25). Los blancos debĂ­an apelar a la defensa y remontar a Ă©pica; si querĂ­an llevarse el torfeo hacia la capital.

Sergi Llull saliĂł al rescate

- Advertisement -

AhĂ­ fue cuando Sergi Llull saliĂł al rescate madridista; que liderĂł un parcial de 8-18 para mantener con vida a su equipo a falta del Ășltimo cuarto. Durante unos minutos, tuvo un colosal duelo anotador con Higgins. SaliĂł ganador el madridista, que siguiĂł acercando a su equipo. SumĂł a AlocĂ©n para la causa y este conectĂł con Poirier en un 0-9 que dejĂł el marcador en un punto (79-78).

Fuente: ACB

Williams-Goss, en otro buen partido, empatĂł con un triple a falta de 1:44. Un ClĂĄsico reducidĂ­simo. Yabusele le dio al Madrid su segunda ventaja en todo el choque. EmpatĂł Davies, acertĂł Poirier con dos tiros libres, fallĂł el pĂ­vot del Barça y con 17 segundos por jugarse AlocĂ©n puso el 83-86 desde el tiro libre. De nuevo Davies errĂł el rĂĄpido triple que habrĂ­a igualado. Le estorbĂł lo justĂł AlocĂ©n en su Ășltima gran acciĂłn. AhĂ­ volaron las opciones del Barça. AsĂ­ ganĂł el Madrid, un equipo irreductible.

La competividad, ADN blanco

Lo que estĂĄ claro es que pasan los años, pasan los jugadores, se refuerzan los rivales, pero hay algo que se mantiene: el gen competitivo del Real Madrid. Pese a ir perdiendo por 19 puntos, los ĂĄnimos nunca se fueron abajo y supieron alzarse de nuevo hacia la victoria.

Anotar puntos fue clave para seguir luchando, pero la defensa lo fue mĂĄs y asĂ­ lo hicieron notar en los Ășltimos minutos del cuarto cuarto. Una buena defensa hace un buen ataque.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas Noticias

Cuando Goran Pandev aplazĂł su retirada

Esta temporada debiĂł ser la primera sin el delantero macedonio, Goran Pandev, pero este decidiĂł que su retiro pondrĂ­a...

MĂĄs articulos como este