Carrasco se convierte en la pieza clave del Cholo