La primera derrota de Guede es con honor, y polémica