La renovación de Gavi, cuestión de días