Bernardo Silva quiere jugar en Barcelona