Hugo Duro y su agridulce debut